CERTIFICACIÓN WELL HEALTH-SAFETY RATING

ARQBÓREA ha adoptado las medidas contra la COVID-19 pautadas por la certificación WELL Health-Safety Rating.

El WELL Health-Safety Rating es uno de los primeros resultados del grupo de trabajo para la COVID-19 del International WELL Building Institute (IWBI), un grupo de casi 600 expertos en salud pública, virólogos, autoridades estatales, académicos, líderes empresariales, arquitectos, diseñadores, científicos de la construcción y profesionales del sector inmobiliario, creado a finales de marzo para ayudar a dirigir la respuesta del IWBI frente a la pandemia.

El proceso de certificación ha conllevado la verificación in situ, por parte de terceros acreditados, de la adopción y seguimiento de un plan de medidas orientado a garantizar que la operación y mantenimiento del edificio cumplen con los estándares de salud y seguridad pautados por el rating en la actual situación de la crisis global sanitaria de la COVID-19 y a largo plazo.

CERTIFICACIÓN ESPACIO CEREBROPROTEGIDO

Un Espacio Cerebroprotegido es un lugar donde sus empleados cuentan con la formación adecuada para detectar y actuar en caso de que un ictus se presente en sus instalaciones. En ARQBÓREA se ha formado a todo el personal auxiliar (recepción, mantenimiento, seguridad y limpieza) para que sepan reconocer y actuar adecuadamente ante una inesperada e indeseada situación de ictus en sus instalaciones.

Lamentablemente, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), cada año entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus en nuestro país, de los cuales un 50% quedan con secuelas discapacitantes o fallecen. Se trata de una enfermedad “tiempo-dependiente” en la que las primeras horas de intervención son cruciales. El objetivo de esta certificación es velar por la salud y seguridad de todos los usuarios de ARQBÓREA.

Espacio Cerebroprotegido es una certificación de la Fundación Freno al Ictus. Su contenido formativo ha sido desarrollado con la colaboración de la Sociedad Española de Neurología (SEN) a través de su Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares (GEECV) y forma parte del proyecto “Brain Caring People” el cual está avalado por la propia sociedad científica y cuenta con el apoyo de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) y la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA).

ARQBÓREA es el quinto edificio en Madrid y el sexto en España que se ha registrado para la obtención de la certificación WELL Building Standard en la categoría Core & Shell. El objetivo es conseguir el más alto nivel de la certificación WELL, el Platino.

PRECERTIFICACIÓN WELL 

WELL es la primera certificación mundial para edificios que se centra únicamente en la salud y el bienestar humanos y se basa en siete años de investigación científica, médica y arquitectónica. Se trata de un sistema innovador fundado por Delos y dirigido por el International WELL Building Institute™ (IWBI), que se inició en 2015.
Certifica que el modelo de diseño, construcción y operación de los edificios integra la salud y el bienestar de las personas. Está basado en la verificación in situ de los impactos del edificio en siete áreas diferentes: aire, agua, iluminación, nutrición, promoción del ejercicio físico, confort y mente.

Las medidas adoptadas para la obtención de la certificación WELL son:

Medidas orientadas a mejorar la calidad del aire interior:

  • Uso de productos que cumplen con la normativa más restrictiva para evitar la emisión de compuestos orgánicos volátiles.
  • Medidas para prevenir la entrada del gas radón en zonas ocupadas.
  • Promoción de hábitos saludables para los ocupantes y edificio libre de humo.
  • Buenas prácticas en el proceso de la construcción para mejorar la calidad del aire interior, control del polvo y entrada de contaminantes.
  • Buenas prácticas en el mantenimiento para evitar el uso de pesticidas y otros productos químicos.
  • Minimización de las infiltraciones de aire en la envolvente, por medio de una puesta en marcha controlada por especialistas y test de fugas de la fachada.

Medidas orientadas a mejorar la calidad del agua:

  • Integración en el edificio de procesos de filtración y esterilización en cada punto de consumo.
  • Realización de análisis y test por un laboratorio especializado para asegurar altos niveles de calidad del agua.

Medidas orientadas a mejorar los hábitos nutricionales:

  • Concienciación en la salud y el bienestar de los ocupantes del edificio, a través de una biblioteca digital.
  • Mejora de los hábitos nutricionales con oferta de alimentos naturales e integrales e información de nutrición saludable a través de mensajes mostrados en tablets.

Medidas orientadas a la mejora de la iluminación:

  • Integración de un sistema de iluminación que minimiza el deslumbramiento en los puestos de trabajo y se adapta al ciclo circadiano de las personas.
  • Acceso a luz natural y vistas exteriores directas en las plantas de oficinas.

Medidas orientadas a la promoción del ejercicio físico:

  • Fomento del uso de las escaleras.
  • Zonas exteriores de paisajismo.
  • Dotación de aparcamiento para bicicletas.
  • Espacios de ducha y vestuarios.
  • Dotación de un gimnasio interior equipado con máquinas y un área complementaria de ejercicio al aire libre en planta baja.

Medidas orientadas al confort:

  • Integración de medidas para limitar la transmisión de ruido aéreo y mejorar el confort en los espacios interiores.
  • Niveles de confort térmico adecuados a los ocupantes, siguiendo los requisitos de la norma internacional ASHRAE.
  • Recepción del edificio con sistema radiante para mejorar las condiciones de confort.

Medidas orientadas a la mejora del bienestar mental:

  • Fomento del bienestar mediante diferentes se.alizaciones en el edificio.
  • Diseño del edificio orientado al contacto con la naturaleza.
  • Integración de elementos biofílicos por medio del paisajismo.